Nada tiene más valor que el tiempo. Es lo único que pasa y no vuelve. Y es tiempo lo que gastamos al trabajar. Tiempo de calidad el que queremos disfrutar con el dinero que ganamos, gastando el tiempo necesario para ganarlo.
No crean que la vida te devuelve el tiempo perdido. Solo te da la oportunidad de aprovechar el tiempo que te queda.
No se trata de hacer una carrera desesperada por dar sentido a cada segundo de nuestra vida, sino de ser conscientes de que tenemos que disfrutar cada minuto, cada hora, cada día… en la medida de lo que podamos.
No perdamos tiempo en lamentarnos de lo que podría haber sido. No lo recuperaremos.
Concretemos a lo que me interesa. El dinero que se llevaron algunos políticos corruptos para su propio beneficio, era nuestro tiempo, robado a miles de españoles que se rompieron el lomo, dejaron la vista, perdieron horas formándose, para ganar un dinero del que, buena parte se fue en impuestos, dinero nuestro dado a la Administración para uso común.
Todo el dinero perdido en salvar bancos, en tapar agujeros de cursos de formación no dados, de pagos de obras públicas inflados a empresas que devolvían parte de ese dinero de todos a partidos políticos concretos para su financiación.
¿Pensaban que todo eso era gratis? ¿Qué era solo dinero?
Pues no, todo ese dinero es tiempo que les han quitado. Tiempo de calidad. Tiempo de uso de unos servicios que les mejoraban la vida. Tiempo que no volverá.
No sé si eso les deja indiferentes porque parece que el dinero público no es de nadie. Pero si lo ven desde este punto de vista (pierdan unos segundos en pensar en ello) verán que si el tiempo es oro, no desperdicien su tiempo… Ni dejen que otros lo hagan.
 
 
 
 

El valor del tiempo
Autor:
Jorge García
 
(Todos los derechos reservados)